Su carácter despreocupado que asemeja a un bodegón u almacén, con las estanterías llenas de vivero, mezclada con anuncios vintage y con una terraza fresca recubierta de matas crecidas al viento, podría confundir que uno estaría disfrutando de otra época. Pero la sensación atemporal marca la tendencia de su cocina de mercado, de producto, de estacionalidad, de frescura, que su línea podría ser considerada como Bistrot Contemporáneo.